¿Está buscando la manera de calmar a su pequeño bulto demasiado entusiasta e inquieto y conseguir que se duerma? Pues un columpio para bebés puede ser de gran ayuda. Comprueba los factores más importantes que debes tener en cuenta a la hora de comprar un columpio para tu pequeño.

Un consejo útil

No a todos los bebés les gusta el movimiento de los columpios para bebés, y pueden volverse más irritables cuando se les coloca en él. Por lo tanto, pruebe el columpio de su amigo antes de comprar uno para su hijo.

Aunque el mal humor es un rasgo bastante común en los bebés, puede ser una experiencia abrumadora para algunos padres. En una situación así, un columpio para bebés puede ser un salvavidas. Tiene un efecto mágico en un bebé que llora porque puede asociar el movimiento rítmico del columpio con el movimiento que experimentó en el útero. Si quieres comprar un columpio para tu bebé, ten en cuenta los siguientes factores antes de la compra.

Seguridad

Este factor se ha enumerado en primer lugar porque es una necesidad absoluta en cualquier columpio para bebés o cualquier equipo para bebés. Las normas de seguridad de un columpio para bebés incluyen un cinturón de cintura, una sujeción de la entrepierna y un arnés bien ajustado. Un arnés de cinco puntos es la mejor característica que puede tener un columpio para la seguridad del bebé. Además, el columpio debe ser robusto para mantener la estabilidad mientras el bebé está sentado dentro. Una base más ancha puede proporcionar una mayor estabilidad a un columpio para bebés.

El factor de seguridad es cada vez más importante a medida que el bebé crece. Un bebé puede permanecer en el columpio con seguridad, pero cuando crece, puede salir del columpio con bastante facilidad. Por lo tanto, los padres tienen que controlar constantemente a su bebé en crecimiento cuando utilizan un columpio para él. Para estar más seguros, si crees que tu niña ha crecido y que colocarla en el columpio puede ser una invitación a consecuencias no deseadas, deja de usar el columpio de inmediato.

Movimiento y velocidad

Hay dos tipos de columpios para bebés: uno que incorpora el movimiento de ida y vuelta, y otro que se mueve de lado a lado. Algunos de los últimos modelos incorporan ambas opciones, lo que se ha convertido en la elección de casi todos los compradores. Aunque la mayoría de los bebés tienden a sentirse cómodos con el columpio de movimiento lateral, es importante probar cada tipo de columpio antes de cerrar el trato.

Coloque a su bebé en el columpio y obsérvelo mientras el columpio está en movimiento. El bebé mostrará signos de comodidad en cualquiera de los dos columpios, lo que le permitirá finalizar. Si el bebé se siente cómodo en los dos tipos de columpios, concéntrese en otros factores como el coste, la seguridad, la alimentación eléctrica, la portabilidad, etc.

Además, la velocidad es un factor importante que aumenta la utilidad del columpio. Si tienes un columpio que requiere ser empujado a mano, puedes controlar la velocidad del columpio y modificarla según las preferencias del bebé. En cambio, si tiene un columpio que funciona con pilas, tendrá que ajustar la velocidad adecuada para el columpio antes de colocar al bebé dentro.

Fuente de alimentación

Hay tres tipos de fuentes de alimentación disponibles para los columpios para bebés: de cuerda, de enchufe y de pilas. Los columpios de cuerda son los modelos más baratos porque no son automáticos. Es necesario dar cuerda al columpio cada pocos minutos para mantenerlo en movimiento. Esto puede no dejar suficiente tiempo libre para hacer otras tareas domésticas o echarse una siesta. Además, estos columpios pueden ser más ruidosos al darles cuerda, lo que puede resultar molesto para usted y su bebé.

Por el contrario, los columpios que funcionan con pilas son los más cómodos, pero aumentan el precio del columpio, porque hay que cambiar las pilas de vez en cuando. Sin embargo, a diferencia de los modelos de cuerda, estos columpios no hacen ruido y funcionan sin problemas. Aunque los modelos enchufables son los más cómodos de todos, hay muy pocos columpios para bebés que ofrezcan esta opción.

Portabilidad

Si quiere que su columpio para bebés viaje con usted durante los viajes al aire libre, es importante comprar un columpio para bebés portátil en lugar de un modelo estándar. Estos son más ligeros, más pequeños que los columpios de tamaño completo, lo que hace que sean más fáciles de llevar de un lugar a otro. La única preocupación con estos modelos es que son un poco más bajos en altura, y la madre tiene que agacharse con bastante frecuencia mientras usa este columpio. Esto puede resultar molesto para una madre que haya tenido un parto por cesárea, y puede experimentar problemas de espalda mientras lo usa.

Considere un modelo usado

Aunque las normas de seguridad de los columpios para bebés se actualizan constantemente, y los informes de los consumidores recomiendan comprar un modelo nuevo, puede ser difícil para algunas familias comprar un columpio caro.