• NUESTRA VOZ: Textos, escritos y documentos de la militancia del Frente de Guerra Central

  • OTRAS VOCES: Textos, artículos y documentos del pueblo...

  • DIALOGOS DE PAZ: Textos, artículos y documentos relacionados con los dialogos de paz

  • CULTURA: Expresiones artísticas y culturales de nuestra militancia

  • DEFENSA DEL TERRITORIO: Nuestra organización lucha por la defensa del ambiente y el territorio

  • LUCHA SOCIAL: Nuestra organización apoya las luchas sociales y populares

  • IGUALDAD DE GENERO: Nuestra organización apoya la igualdad de genero y defiende la causa LGBTI

  • EDITORIAL FGC: Análisis político periódico de la Dirección del Frente de Guerra Central

Copyright 2017 - Frente de Guerra Central

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ahora está en Cuba, enseguida en Buenos Aires y el mes entrante en Inglaterra.

Esta gira de Barack Obama, hace parte de su despedida, tras ocupar durante dos periodos la presidencia de los Estados Unidos.

Por tratarse de una gira en plena campaña, en miras de las elecciones presidenciales del próximo noviembre, estos viajes también pueden interpretarse como un refuerzo a la candidata, que representa la maquinaria del Partido Demócrata; puesto que el mensaje que emita Obama, puede ser atribuido a la política oficial de su partido, el Demócrata.

Vistos de esta forma los objetivos comunicacionales, el primer mensaje de Obama en Cuba, anuncia la persistencia de un criminal bloqueo, que ya pasa del medio siglo, de agredir al pueblo que osó construir un sistema político contrario, al de la potencia norteamericana. Así, el imperio castiga a los cubanos por “dar mal ejemplo” al resto de latinoamericanos.

No hay que olvidar que la política exterior de los imperios, se reduce a sólo tres acciones: el embargo, el bloqueo y la guerra.

Ya es noticia que en su paso por Argentina, Obama va a hablar de guerra, de una, que es precisamente la más venenosa de todas, como es la guerra sucia, que resistió el pueblo argentino entre 1976 y 1983, durante la dictadura militar.

Algunos podrán pensar que el presidente de los EEUU va a reconocer, que animaron y sostuvieron a los militares que desarrollaron la guerra sucia contra el pueblo argentino y que, además de pedir perdón por ello, van comprometerse a nunca más usar esta arma cruel. Pero, quizás el show no pase de dar a conocer información de esa época, que compromete a los EEUU en atrocidades, que dejaron 30 mil desaparecidos y 40 mil asesinados.

Cuando pase a Inglaterra, lo esperan las protestas del pueblo británico, quien desde estos días ya le ha dicho a Obama, que puede visitarlos, pero que espera que no injiera en asuntos internos de esa nación, como es el debate sobre su salida de la Unión Europea.

Como el mundo conoce de las intervenciones y agresiones del imperialismo norteamericano, con insistencia le exigen a Obama que respete la autodeterminación de cada nación; voces que también se escuchan en la vecina Venezuela, agredida por un Decreto de Obama, en que la considera “una amenaza” para los EEUU.

El estado de guerra de los EEUU contra Venezuela, tiene la misma causa del bloqueo a Cuba, porque con estas armas persiguen castigar a los pueblos que toman distancia de los dictados del imperio y hacen su propio camino.

Si los garrotes históricos del imperio los esgrimen ambos partidos, el Demócrata y el Republicano, ojalá que Obama piense en dejar de usarlos y escuche al candidato Bernie Sanders, también de su partido, quien rechaza la política imperialista aplicada por los EEUU en todo el mundo.

f t g