• NUESTRA VOZ: Textos, escritos y documentos de la militancia del Frente de Guerra Central

  • OTRAS VOCES: Textos, artículos y documentos del pueblo...

  • DIALOGOS DE PAZ: Textos, artículos y documentos relacionados con los dialogos de paz

  • CULTURA: Expresiones artísticas y culturales de nuestra militancia

  • DEFENSA DEL TERRITORIO: Nuestra organización lucha por la defensa del ambiente y el territorio

  • LUCHA SOCIAL: Nuestra organización apoya las luchas sociales y populares

  • IGUALDAD DE GENERO: Nuestra organización apoya la igualdad de genero y defiende la causa LGBTI

  • EDITORIAL FGC: Análisis político periódico de la Dirección del Frente de Guerra Central

Copyright 2017 - Frente de Guerra Central

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Este 4 de julio cumplimos 51 años de existencia, como organización revolucionaria. Hablar de la historia del ELN, pasa por hacer memoria sobre nuestros inicios, entender los retos que nos impone este presente y tener en firme, la certeza del camino a seguir, que no es otro que el de la lucha junto al pueblo.

La historia de esta organización hace parte del patrimonio de los colombianos. Al igual que la huella, que a partir de los héroes de Simacota se empezó a trazar, hoy sigue y tiene su guía en las ilusiones, sueños y luchas del pueblo. Es allí donde se encuentra ese pasado, presente y futuro, que hoy merece algunas reflexiones.

51 años de vigencia, ya son una victoria, teniendo en cuenta que nos enfrentamos a la maquinaria de guerra imperialista más poderosa, nunca vista. Sin embargo, hay que entender que el pueblo, es el primer protagonista para que esto sea posible, pues la consigna que hemos mantenido, de “siempre junto al pueblo”, se convierte en el motor de nuestra existencia.

De la misma manera, esto no sería posible sin la presencia de hombres y mujeres de gran entrega, hacia esta obra colectiva. Muchos, al igual que el legendario cura guerrillero Camilo Torres, dieron sus últimos respiros en las montañas y planicies del país, empuñando las armas, obligados por la infamia del despojo. Otros tantos, resisten con dignidad en las cárceles, donde con crueldad pretenden reducir la humanidad al nivel más bajo, para doblegar la firmeza de nuestros presos. Se suman, los que tuvieron que encontrar en el exilio y el desplazamiento la forma de huir a la muerte. Todos ellos, hombres y mujeres en filas del Ejército de Liberación Nacional son el otro componente, que hace posible este proyecto.

Nos guía la lucha incansable por el poder para el pueblo, el estar siempre junto a él, la certeza de que los cambios se conseguirán con las mayorías y las transformaciones nunca serán regalos de la oligarquía. Por ello, seguiremos fieles del lado de los humildes, decididos a luchar hasta el final.

Queremos decir entonces, que el futuro implica mantener nuestros principios, sabemos que puede haber cambios que se traduzcan en nuevos escenarios para el ELN, los cuales asumiremos con responsabilidad y seriedad, manteniendo nuestra esencia.

Hoy se ha colmado la paciencia de distintos sectores, ante la serie de compromisos rotos por parte del gobierno. Santos no ha cumplido. Estas cuatro palabras resumen el sentir de las comunidades y sectores populares, que se sentaron a dialogar con él, en unas negociaciones que no fueron más que un amague, para desgastar y disolver la protesta social.

Ante esta demagogia, el pueblo eleva su rechazo y como ELN seguiremos solidarios con la protesta social, que rechaza los incumplimientos del gobierno.

Para finalizar, queremos resaltar, que desde nuestro nacimiento, la paz ha sido nuestro anhelo y objetivo final. Para alcanzarla, el pueblo colombiano puede tener la certeza, que seguimos con toda la voluntad política necesaria para lucharla y construirla.

f t g