• NUESTRA VOZ: Textos, escritos y documentos de la militancia del Frente de Guerra Central

  • OTRAS VOCES: Textos, artículos y documentos del pueblo...

  • DIALOGOS DE PAZ: Textos, artículos y documentos relacionados con los dialogos de paz

  • CULTURA: Expresiones artísticas y culturales de nuestra militancia

  • DEFENSA DEL TERRITORIO: Nuestra organización lucha por la defensa del ambiente y el territorio

  • LUCHA SOCIAL: Nuestra organización apoya las luchas sociales y populares

  • IGUALDAD DE GENERO: Nuestra organización apoya la igualdad de genero y defiende la causa LGBTI

  • EDITORIAL FGC: Análisis político periódico de la Dirección del Frente de Guerra Central

Copyright 2017 - Frente de Guerra Central

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lo que para unos es desarrollo, para las grandes mayorías del pueblo colombiano significa atraso e inequidad. Todos los elementos de este plan promueven como propósitos continuar arrojando a la miseria a los sectores que no hacen parte de la élite.

La Sección extraordinaria a la que están convocados los "padres de la patria", a partir del pasado 6 de febrero de 2015, no es más que la legalización y justificación de las medidas antipopulares que viene impulsando el gobierno nacional, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos. Es una arremetida de todo tipo: jurídica, económica, política y militar, donde no se miden en sus propósitos todos los sectores de esa élite empotrada en el poder. Ya se han juntado las bancadas del Centro Democrático y de la Unidad Nacional para sacar adelante las Leyes de la salud, donde se incrementa la edad para pensionar y continua el mercado de la salud; también se juntaron para aprobar la Ley de educación y como si fuera poco se juntaron para la aprobación del presupuesto del año 2015, que no es nada más ni nada menos que para sacar adelante el PLAN NACIONAL DE DESARROLLO.

El presupuesto que aprobaron Uribistas y Santistas para el 2015 fue de 216,2 billones de pesos, de los cuales para ser fieles cumplidores de deberes, van para la deuda externa 48,9 billones; en defensa 28,1 billones, sin incluir gastos ya ejecutados con ayuda Norteamericana para la compra de 8 tanquetas de guerra o vehículos "8 puertas" que llaman, que son vehículos de artillería pesada, más la compra de unos aviones bombarderos, todo esto ubicándolo en la frontera con Venezuela. Con todo, se atreve el Presidente Juan Manuel Santos a decir que es mayor el presupuesto para educación que el de las FFMM. Agréguele a esto los gastos de funcionamiento que aprobaron, que son 119,4 billones.

Las inversiones, que por supuesto no son para los sectores populares es de 49, 4 billones.

Les parece muy botaratas con un presupuesto de 4,5 billones para el agro.

No tienen en cuenta realmente las necesidades básicas de la población que reclama equidad y Paz. Por el contrario lo que se viene es una arremetida político militar para implantar esas medidas.

Como estamos trabajando con números, súmele a eso la llamada Ley de financiamiento, que en otros términos es la misma REFORMA TRIBUTARIA, con la cual pretenden recolectar 26 mil millones de dólares a costa de la clase pobre y de la clase media, que son los que siempre pagan los platos rotos. Porque los ricos con la corrupción pagan a sus funcionarios para que los quiten del sistema de pago, no aparecen en las listas de los recaudos. Y como si fuera poco los exenta de pagar con el supuesto de que crean empleo.

Para colmo de males, continuará el 4 por mil, que supuestamente fue una medida temporal, lo mismo que el impuesto de valor agregado IVA, que todos sabemos afecta los artículos de primera necesidad básicamente, es decir tras de gordo, hinchado.

Es justo entonces lo que el ELN propone para una paz duradera, que no es distinta a que la sociedad participe de la definición, de la discusión, de la aprobación de estos presupuestos. Es la democracia como debe ser, es la democracia directa que reclama el pueblo colombiano. De allí depende en gran medida la paz.

Estas son las transformaciones para la paz.

No somos ajenos al sentir de la población y debe ser lo prioritario de los cambios que requiere el país en una solución política al conflicto social y armado que vive nuestro país. Debe ser una nación incluyente, una nueva nación de justicia, paz y equidad.

 

 

Colombia para los trabajadores

Ni un paso atrás, liberación o muerte

Conducción del Frente de Guerra Central

f t g